Botón de donación
Diabetes AIB

Categorías:

Conceptos generales de diabetes | Día mundial de la diabetes | Noticias diabetes | Entrevistas | Tratamiento de la diabetes |

PATREON | PDF | Facebook | Instagram | Youtube | Twitter | Pinterest

Errores en la administración del glucagón

Descubre cuáles son los fallos más comunes a la hora de utilizar el glucagón en una hipoglucemia grave.

La hipoglucemia con pérdida de conocimiento es una situación grave pero excepcional que puede vivir una persona con diabetes. En esta situación una persona cercana debe inyectar el glucagón, ya que la persona con diabetes no puede ingerir azúcar por la boca. Si no sabes cómo se usa el glucagón te recomiendo leer nuestro artículo: cuándo y cómo se inyecta el glucagón.

La administración de glucagón no es nada fácil y se pueden cometer errores que lamentablemente no solucionen la hipoglucemia. Por este motivo en este artículo exponemos los errores más comunes a la hora de administrar el glucagón, para que las personas que estén aprendiendo, los educadores y las personas con diabetes pongan más énfasis en estas situaciones y así poder ayudar en una hipoglucemia con pérdida de conocimiento. Estos son los 5 errores más comunes a la hora de manejar el glucagón:

1. Aguja doblada al usar el glucagón

En el proceso de reconstitución del glucagón o inyección, se puede doblar la aguja. Este problema puede que impida el correcto flujo del glucagón a través de la aguja y no pueda salir de la jeringa. Los nervios y la inexperiencia pueden aumentar las posibilidades de que ocurra este problema.

Por este motivo, te recomendamos que las personas cercanas que vayan a socorrer en caso de hipoglucemia con pérdida de conocimiento practiquen con glucagones caducados en peluches, si esto fuera posible. Así que los glucagones caducados no los tires, apártalos para no confundirte con el glucagón que está en buenas condiciones y entonces practica con ellos.

2. Inyectar el glucagón a través de la ropa.

Con los nervios puede que se olvide retirar la ropa de la zona que se va a inyectar el glucagón. Esto puede afectar a la profundidad en la que entra la aguja, porque la inyección del glucagón se realiza a nivel intramuscular y según en qué estación del año nos encontremos, la ropa puede tener un grosor más o menos grueso. Por este motivo, recuerda y recalca que quiten la ropa de la zona a inyectar cuando se explique el procedimiento.

3. Administrar solo el diluyente.

El glucagón viene en un bote en estado sólido, aparte de la jeringa. Este formato es así porque el glucagón disuelto es bastante inestable y debe estar en estado sólido para que funcione. Pero en el cuerpo no podemos inyectar un sólido, sino que debemos inyectar una sustancia disuelta. Esta es la razón por la que antes de inyectar el glucagón hay que reconstituirla (pasar de sólido a líquido). Si sólo inyectamos el líquido sin antes reconstituir estaríamos administrando agua que no tiene ningún efecto para subir el azúcar.

4. Reconstitución incompleta del glucagón

En este caso sí que se realiza la reconstitución pero se hace de manera insuficiente, esto quiere decir que no todo el sólido pasa a líquido. En este caso cuando se ha pasado el líquido al bote, se debe agitar bien todo el contenido y debemos asegurarnos de que no queda “polvito blanco”. Con este problema no estaríamos administrando la concentración ideal (1 mg/ml) y la recuperación de la hipoglucemia se puede ver comprometida.

5. No se inyecta todo el volumen del glucagón.

Al igual que en el paso anterior, no estaríamos administrando la concentración ideal de glucagón. Este problema ocurre por: 1) recoger mal el volumen en la jeringa después de haber reconstituido, 2) la aparición de burbujas en la jeringa y 3) no apretar el émbolo hasta el final cuando se administra a la persona el glucagón. Para solucionar estos problemas debemos:

  1. Esperar a que pase todo el volumen del bote a la jeringa.
  2. Purgar las gotas que puedan aparecer en la jeringa. Para ello pon la jeringa con la aguja mirando hacia el techo; empuja el émbolo hasta que veas aparecer las primeras gotas por la aguja.
  3. Apretar el émbolo hasta el final y esperar unos segundos antes de retirar la jeringa de la persona.

Estos son los problemas más frecuentes a la hora de aplicar el glucagón, por eso es importante, ensayar, informarse y refrescar los pasos para poder ayudar de manera eficiente a la persona con diabetes. A continuación, te dejo un vídeo que explica qué es el glucagón y cómo se administra

Bibliografía:

Brett Newswanger, Steven Prestrelski, Anthony D. Andre. Human factors studies of a prefilled syringe with stable liquid glucagon in a simulated severe hypoglycemia rescue situation. Expert Opinion on Drug Delivery 201916:9, 1015-1025.

Como se usa el glucagón



diabetes aib adrian idoate

Adrián Idoate Bayón es bioquímico por la Universidad de Navarra. Ha realizado varios trabajos de investigación en el tema de la diabetes, transportadores de glucosa y obesidad, presentándolos en congresos internacionales y en artículos de revistas científicas. Tiene publicado el libro: “¿Alumno con diabetes? El manual para profesores”. Además, se dedica al mundo de la divulgación de la diabetes, siendo el fundador de la plataforma Diabetes AIB. Este artículo ha sido redactado con fecha de: 18/04/2020. Correo de contacto: info@diabetesaib.com


Coméntanos tus dudas sobre el artículo


Artículos sobre diabetes relacionados:


¿Qué pasa si bebo alcohol con diabetes?

En este artículo recogemos la evidencia sobre el efecto que tiene el consumo de alcohol teniendo diabetes mellitus. Se describen cómo las diferentes cantidades de alcohol que se beban pueden resultar en un beneficio o perjuicio para la persona con diabetes. Descubre toda la evidencia científica que existe sobre el alcohol y la diabetes. Artículo escrito por Adrián Idoate.

Pincha aquí para tener más información

¡Cuando la diabetes se curaba en 1796!

Descubre una historia real de una persona con diabetes en 1796. Descubre cómo le tratan y cómo intentan curarle la enfermedad. Este artículo ha sido redactado por Adrián Idoate.

Pincha aquí para tener más información

¿Qué pasa si fumo y tengo diabetes?

En este artículo exponemos toda la evidencia científica acerca de los problemas que causa el tabaquismo en personas con diabetes. Además, detallamos qué ocurre cuando se deja de fumar y cuánto tiempo tarda el cuerpo en recuperarse.

Pincha aquí para tener más información