Diabetes AIB WEB de CALIDAD

En contra de las farmacéuticas

Muchas personas tienen un odio sistemático hacia el mundo de las farmacéuticas. Tal vez todo aquello que nos parezca que tiene poder sobre nosotros o que tienen una facturación millonaria pueden causar rechazo. El mundo de las farmacéuticas no tiene excepciones, tienen un poder sobre nosotros ya que si no tenemos insulina, metformina, glucómetros… nuestra diabetes se complica y sí; el flujo del capital de las farmacéuticas se cifra en millones.

Uno puede estar más a favor o en contra de las farmacéuticas, cada uno es libre de opinar lo que quiera, aunque sería de agradecer que la opinión tuviera argumentos, porque de nada sirve argumentar: no sé, eso es así y punto. Pero hoy voy a hablar de un caso en concreto que es capaz de mover a miles de personas, tal vez auspiciados por el sufrimiento personal y el alzamiento del odio hacia las farmacéuticas. Hoy hablamos de las personas que venden productos milagrosos para curar o tratar la diabetes, y da igual de qué tipo de diabetes, pueden curar la diabetes tipo 1, la tipo 2 y si hubiera una diabetes tipo 25, también la curarían.

Estas personas aseguran que con una planta pueden curar cualquier diabetes o que tus niveles de glucosa sean como los de una persona sin diabetes. ¿Cuál es su éxito? Yo creo que se basa en 4 motivos. El primer motivo es que estas personas juegan con el sufrimiento y esperanza de las personas, todo el mundo quiere volver a estar sano, da igual de qué enfermedad hablemos. Por eso, todos nosotros haríamos cualquier cosa total de estar sanos y por ese motivo “probamos” ese producto milagroso. El segundo motivo es el hartazgo de las personas con diabetes de tener la glucosa alta o baja, esto supone muchos esfuerzos emocionales por parte de la persona con diabetes y por ello buscan la seguridad, tranquilidad y alivio de tener siempre 100 y que no surjan complicaciones por la diabetes. De este modo recurren a esos productos milagrosos.

El tercer motivo es el juego con lo natural, las personas con diabetes toman muchos fármacos y aquello que toman es producto de un laboratorio y por tanto se tiene la sensación de que no es natural. Las personas prefieren tomar infusiones o comer plantas antes que tomar un artificio humano y por este motivo muchas personas abandonan lo artificial para ir a lo natural, aunque no tenga ningún efecto. Y por último es el auspicio del odio hacia las farmacéuticas, esta estrategia se basa en jugar con las personas convenciéndoles de que las farmacéuticas ganan dinero a costa de su sufrimiento y que esconden la cura. Ese odio que se genera permite que las personas hagan boicot y dejen los medicamentos y los sustituya por esos productos milagrosos. Descubre qué opino sobre la ocultación de la cura de la diabetes.

De esta forma, el estafador nos engaña, jugando con nuestros sentimientos, pero nunca nos engaña con argumentos científicos. Nunca se basan en los artículos científicos que por ejemplo en Diabetes AIB nos basamos para hacer nuestros artículos y vídeos. Y esto ocurre así porque su producto milagroso no tiene ninguna base científica. Es verdad que alguno sí que podrá decir algún argumento científico, pero si entre la audiencia se encuentra un médico, farmacéutico, investigador… no tienen nada que hacer. Por eso, prefieren jugar en el terreno que saben moverse con soltura, que es el terreno sentimental, como cualquier otro manipulador que nos encontremos en nuestra vida.

Después de analizar cómo actúan estos engañadores, voy a argumentar el por qué deberíamos mirar a otro lado cuando este tipo de personas se acercan a nuestra vida. La diabetes no tiene cura. La diabetes tipo 1 tiene su origen en la mayoría de los casos en un ataque autoinmune. Descubre cómo se origina la diabetes mellitus tipo 1. Y la diabetes tipo 2 tampoco se cura, puedes revertir sus efectos si haces lo que el médico te aconsejó, cuando le dejas de hacer caso, los niveles de glucosa vuelven a subir. No hay más historias, ningún producto milagroso te puede curar tu diabetes.

Para que un fármaco salga al mercado, tiene que pasar muchas pruebas. Voy a explicar rápidamente las pruebas. Primero de todo, los investigadores deben proponerse un reto: una pastilla que baje los niveles de glucosa. Después, analizan una batería de cientos de compuestos orgánicos sobre células que se cultivan en el laboratorio. Prueban cuál es la mejor y seleccionan una decena. Después, se prueban en modelos de animales como puede ser un ratón y prueban esos 10 compuestos. Se analizan bien esos compuestos y se quedan, con mucha suerte con 1. Estas pruebas pueden durar muchos años y con suerte encuentras un compuesto que reduzca los niveles de glucosa de forma eficiente y segura en ratones.

Experiencia diabetes sobre En contra de las farmacéuticas

Después, se prueba con seres humanos. Esta parte se divide en 4 fases: la fase 1 se prueba con personas sanas y se estudia cómo se comporta el fármaco en el individuo. La fase 2 se prueba en personas con la enfermedad, en este caso con diabetes mellitus tipo 2, y se prueba la eficacia del fármaco en unos cientos de pacientes. Después, la fase 3 se prueba con miles de pacientes. Una vez finalizada esa fase, se debe buscar la aprobación para su comercialización por parte de organismos nacionales o internaciones. Por ejemplo en EEUU es la FDA y en Europa es la EMA. Estos grupos de expertos analizan las pruebas que se han realizado y aprueban o no el fármaco para su venta. Y la fase 4 es una fase que dura toda la vida y analiza y recoge los efectos dañinos del fármaco en la población (actualizando el prospecto de efectos adversos). En caso de generar muchos problemas en la salud de la población, se retira del mercado.

Cada experimento con células, animales y seres humanos duran muchos años. Hablamos que para que un fármaco salga al mercado dura su investigación entre 10 y 20 años. Es decir, los medicamentos nuevos que salen ahora son producto de investigaciones que empezaron entre el año 2000 y 2010. Además, cada experimento o fase cuesta millones de euros. Si tienes suerte puedes amortizar esas investigaciones saliendo al mercado. Pero la realidad es que entorno al 30% de los fármacos se aprueban para salir al mercado y después de ese 30% algunos pocos deben retirarlos del mercado por no ser seguros o no son rentables porque hay pocas personas que lo compran. En cualquier caso el 30% debe suplir el gasto de todos aquellos que se quedan por el camino. Y claro que las farmacéuticas ganan millones de euros, pero es que también pierden millones de euros.

Con todo esto quiero decir que los fármacos que tomamos para nuestra diabetes son fruto de investigaciones muy largas y exhaustivas. Lo que nos vende el estafador no tiene toda esta documentación. También con esto quiero decir que hay muchas personas preparadas en el mundo de la investigación, son muchos años de estudios. ¿Qué estudios científicos tendrá nuestro charlatán? Posiblemente te enseñe un cursillo de no sé qué ciencia rara. Da igual, que no te engañen, un investigador necesita una carrera (4 años) 1 máster (1 año) y un doctorado (4 años), es decir, 9 años de estudios para poder investigar y es seguro que también hayan realizado cursos. Si nuestro engañador nos comenta que su producto cura la diabetes y nuestro investigador nos comenta que eso es mentira ¿A quién creerás?

Por último comentar que nuestro engañador también quiere nuestro dinero. Y al contrario que en las farmacéuticas, él no tiene que invertir nada en investigación. Él coge la planta que nace en el jardín de su casa y habla a las personas de lo buena que es. Las personas con mucha esperanza pagan un dinero y se lo cuentan al vecino que también tiene diabetes. Él también se lo compra con mucha esperanza. Al final, las personas con diabetes se ven engañadas con el paso de los meses y el engañador con tu dinero, que con tanto ahínco criticaba el engaño con el que las farmacéuticas se llevaban nuestro dinero, se encuentra tumbado en su cómodo sofá, pensando en cuántas personas habrá con cáncer que podrá estafar en su próxima actuación. Y él con una sonrisa de oreja a oreja mientras que pobre de ti, lloras intentando bajar esa hiperglucemia.

Y estos son los argumentos que evidencian a este tipo de personas ¿Tú qué opinas? Recuerda que esto es Diabetes AIB. Tu lugar del conocimiento.

Puede que te interese leer: El lado oculto de la diabetes

¿Nos ocultan la cura de la diabetes?

Libro alumno con diabetes el manual para profesores

Adrián Idoate Bayón

Adrián Idoate Bayón es bioquímico por la Universidad de Navarra. Ha realizado varios trabajos de investigación en el tema de la diabetes, transportadores de glucosa y obesidad, presentándolos en congresos internacionales y en artículos de revistas científicas. Tiene publicado el libro: "¿Alumno con diabetes? El manual para profesores”. Además, se dedica al mundo de la divulgación de la diabetes, siendo el fundador de la plataforma Diabetes AIB. Este artículo ha sido redactado con fecha de: 25 de Octubre de 2020 a las 07:54.


Reflexiones sobre diabetes:


Datos de audiencia 3ª temporada de Diabetes AIB

Artículo sobre diabetes Datos de audiencia 3ª temporada de Diabetes AIB

Creado por Adrián Idoate Bayón el 20 de Agosto de 2022 a las 14:00


Cosas que me ha enseñado la diabetes

Artículo sobre diabetes Cosas que me ha enseñado la diabetes

Creado por Adrián Idoate Bayón el 29 de Mayo de 2022 a las 17:29


Una conversación en el endocrino

Artículo sobre diabetes Una conversación en el endocrino

Creado por Adrián Idoate Bayón el 1 de Mayo de 2022 a las 13:34